Yo receto autonomía

Me defino, fundamentalmente, como un buscador incansable y ambicioso en el plano terapéutico. Esta frase creo que resume de forma muy veraz toda mi trayectoria profesional, desde los inicios en 1994 cuando terminé la carrera de fisioterapia en la Universidad de Salamanca. Justo en el momento de terminar la carrera, fue cuando realmente me puse a estudiar e investigar. Es fruto de mi búsqueda de encontrar respuesta al dolor, que me encontré con la relación entre el cuerpo y la mente, la somatización, el estrés, la ansiedad como base sobre la que muchas personas sienten malestar y acuden al fisioterapeuta, pero también a terapia psicológica.

 

¿Quieres conocerme mejor?

Desde 2015 soy profesional certificado de Somatic Experiencing, terapia que trabaja esta relación mente – cuerpo, desde un enfoque nuevo en el mundo de la terapia, que es la fisiología del sistema nervioso. Los traumas, problemas psicológicos y de conducta, dolencias físicas, etc., tienen como base fundamental una desregulación o alteración del sistema nervioso y, como terapeuta de Somatic Experiencing, trato la fisiología de la persona, que, por supuesto, tendrá un impacto sobre su psicología. Yo me defino como “fisiólogo”, porque no soy psicólogo.

Mi riqueza se fundamenta en conocer los mecanismos corporales sobre los que se asientan la mayoría de problemas que consultan las personas cuando acuden al médico de familia. Un porcentaje muy elevado de consultas se debe a estrés crónico, ese estrés que se ha quedado instaurado en el cuerpo, independientemente de lo que esté sucediendo en el entorno de la persona.

Pertenezco al equipo de formación de la escuela Somatic Experiencing España, en la que realizo labores de asistente y terapeuta de los alumnos. Esta labor de acompañamiento de grupos me ha ayudado mucho a profundizar y comprender al ser humano desde esta perspectiva del trauma y la sanación.

No puedo obviar mi faceta investigadora que comenzó ya cuando trabajaba sólo como fisioterapeuta. Me gusta ir más allá de lo conocido y fruto de ello, he podido desarrollar herramientas terapéuticas muy profundas y eficaces en el tratamiento del trauma de desarrollo. Si paseas por mi web, vas a encontrar en qué consiste mi investigación.

Me encanta la educación, porque soy un defensor de que la información debe compartirse. Si las personas conocieran mejor cómo funciona el cerebro y sistema nervioso, sabrían manejar mejor sus vidas y se ahorraría mucho sufrimiento. Por eso, me dedico a dar talleres y encuentros semanales con grupos, donde enseño herramientas útiles para el crecimiento personal.