957 486 609

Tratamientos

Estamos especializados en el tratamiento manual porque creemos que las técnicas en las que utilizamos nuestras manos, son las más efectivas y directas, tanto para la evaluación como para el propio tratamiento. La fisioterapia manual engloba técnicas de masaje, movilizaciones, estiramientos y manipulaciones de los tejidos blandos y articulares. A continuación detallamos las más utilizadas en nuestro centro.

Masaje GRD

Los Gánglios de la Raíz Dorsal son unas estructuras situadas en lo largo de la columna vertebral y son estación de relevo e información entre el cuerpo y el sistema nervioso. La estimulación o sedación de las raíces nerviosas de la columna proporciona un alivio y reajuste de estos centros nerviosos que mandan la información de dolor al cerebro. Muchas veces, estos Gánglios se han quedado hiperactivados y siguen mandando información de dolor cuando ha habido una lesión o hay mucha tensión acumulada en el cuerpo. El efecto que produce este masaje es de relajación local en cada tramo vertebral y en los músculos adyacentes del dermatoma correspondiente (también en las vísceras). Es un masaje muy placentero y relajante y ayuda al propio cuerpo a darse cuenta de dónde está la tensión, estimulando la producción de endorfinas y opiáceos endógenos. Realizar este masaje, evita tener que hacer manipulaciones dolorosas y facilita mucho el tratamiento posterior en la zona lesionada.

Reseteo plantar

Consiste en despegar todas las adherencias que se producen entre la almohadilla plantar y el resto de estructuras del pie, como tendones, músculos y fascia plantar. Dichas adherencias provocan un apoyo insuficiente de toda la superficie del pie y un déficit en la información que los sensores nerviosos transmiten al cerebro sobre la posición de nuestro cuerpo en el espacio. Todo esto lleva a dolores de pies, formación de callos, fascitis plantar y una rigidez de la musculatura de la pantorrilla y consecuentemente de rodillas, cadera y espalda. Resetear la almohadilla plantar tiene como resultado una mejora significativa de la sensación de estabilidad y proporciona una relajación a distancia de todo nuestro cuerpo.

Estiramientos neuromeníngeos

Son muchos los casos en los que un nervio se ve atrapado en su recorrido, lo cual provoca una sintomatología asociada a dicha compresión: ciática, cervicobraquialgia, síndrome del túnel carpiano, etc. Los nervios son como cables de la luz que discurren a través de túneles entre músculos, huesos, fascias, piel, etc. para llegar a los tejidos que inervan (mandar la información nerviosa) . El paso por estos túneles puede verse afectado por la patología de los tejidos circundantes, llegando a provocar daños en el nervio. Es de gran importancia mantener adecuadamente la movilidad de los nervios para tratar las lesiones comentadas anteriormente mediante técnicas de movilización neuromeníngea. Es importante entender que, en el momento que la mecánica normal de los nervios se ve alterada, todas las estructuras a las que inerva se verán afectadas, ya sean estos músculos, ligamentos, huesos, fascia, piel, órganos, vasos circulatorios o linfáticos.

Masaje y estiramiento fascial

El masaje fascial descarga los músculos con suavidad y la mente con dulzura. La fascia es esa envoltura que recubre nuestros músculos y nos permite disfrutar de una movilidad armónica, es como las medias que llevan las mujeres. Y a veces, esa media se retuerce o engancha y necesitamos  estirarla. También sería como ese calcetín arrugado que nos molesta dentro del zapato al caminar. La fascia es el tejido superficial y profundo que, además de sostener y mover el cuerpo, tiene muchas más funciones como ayudar en el movimiento de la linfa. Por este motivo la liberación fascial se realiza lenta y suavemente, produciendo una sensación agradable que permite, en pocos minutos, alisar esa arruga que se ha producido en nuestro cuerpo. Es un excelente complemento para el masaje convencional.

Liberación corporal a través del Toque

El Toque es una modalidad terapéutica, en la cual se utiliza el contacto para llamar la atención del sistema nervioso a un área determinada del cuerpo. Es una herramienta que ayuda al sistema nervioso a descargar las tensiones acumuladas en zonas muy concretas del cuerpo. La forma en que se produce la liberación es de dentro hacia afuera, es decir, las manos del terapeuta hacen solamente de guía, sostén y acompañamiento. Es el propio sistema nervioso de la persona el que realiza el trabajo cuando percibe el confort y relajación que produce la presencia del terapeuta.

Ejercicios terapéuticos

El ejercicio terapéutico es diferente de lo que la mayoría de las personas piensa sobre el ejercicio.  Cuando hablamos de ejercicio terapéutico nos referimos a un tipo de ejercicio muy concreto, destinados a corregir problemas específicos. Este tipo de ejercicio está basado en movimientos corporales prescritos por un profesional sanitario cuyo objetivo es recuperar la flexibilidad, la fuerza y ​​la resistencia relacionadas con problemas físicos específicos. El ejercicio terapéutico es un componente clave de cualquier programa de rehabilitación y debe incluirse como parte de la atención simultánea de cualquier paciente. Los fisioterapeutas han estado utilizando este tipo ejercicios con gran éxito desde la concepción de la profesión a principios del siglo XX y se ha demostrado que son fundamentales para mejorar la función, el rendimiento y la discapacidad.

  • Reduce o elimina el dolor. Los ejercicios terapéuticos pueden ayudar a aliviar el dolor y restaurar la función muscular y articular para reducir el dolor.
  • Evita la cirugía en muchos casos. En los que no, el ejercicio terapéutico previo ayuda a una recuperación postquirúrgica más rápida y eficaz.
  • Mejora la movilidad
  • Acelera la recuperación de una lesión física.
  • Acelera la recuperación tras una lesión deportiva.
  • Ayuda a prevenir lesiones físicas de todo tipo, incluidas las lesiones deportivas.
  • Favorece la recuperación y mejora la funcionalidad, si el paciente ha sufrido un accidente cerebrovascular.
  • Mejora el equilibrio y evita caídas.
  • Ayuda a gestionar problemas físicos relacionados con el envejecimiento y ciertas condiciones de salud, como el embarazo, el postparto, post-cirugía, etc.

La Acupresura Neurosomática es un método sencillo y realmente efectivo de tratamiento del dolor y la enfermedad.

El cuerpo humano y el de los demás seres vivos, se rige por un ciclo de dos fases que está presente en la naturaleza, una fase de actividad (el día) y una fase de reposo (la noche) que se alternan regularmente. Durante la fase de reposo, se ponen en marcha sistemas de regeneración tisular (tejidos) a través de la inflamación, el cerebro descansa cambiando la frecuencia de sus ondas, sueña y “recoloca” por así decirlo, lo ocurrido o se prepara para lo que puede ocurrir. En definitiva, la fase de reposo es necesaria para reparar, sin ella el sistema nervioso se colapsaría y el cuerpo se iría deteriorando en poco tiempo.

Estas dos fases están regidas por el sistema nervioso simpático (para la actividad) y el sistema nervioso parasimpático (para la fase de reposo). Son dos sistemas opuestos en su actividad, pero a su vez, totalmente complementarios y necesitan constantemente mantener un equilibrio, en el que según lo que necesite el cuerpo, va a estar más activo uno que otro. Es un equilibrio dinámico. Lo ideal sería que tuviéramos ese equilibrio dinámico, en el que se ajustan estos dos sistemas en función de la actividad que estamos realizando, de forma que alcanzara nuestro cuerpo y nuestros músculos el grado de actividad y tensión necesarios para la situación que nos ocupe.

Demasiadas veces, el grado de tensión que tenemos es muy superior al que necesitamos e incluso nunca alcanzamos el reposo. La primera consecuencia de este exceso de tensión es que el cuerpo no puede repararse completamente en la fases de reposo y sueño y se produce un deterioro. O si estamos enfermos, el cuerpo tiene más dificultad para terminar el proceso de curación.

En qué consiste la Técnica de Acupresura Neurosomática

La Acupresura Neurosomática actúa conectando tres ejes: cuerpo – emociones – pensamiento a través de puntos de acupresura, pertenecientes al sistema de meridianos que utiliza la Medicina China. Actúan como interruptores que conectan el cuerpo con la corteza cerebral y con el sistema límbico o emocional. Estos puntos se utilizan como diagnóstico y tratamiento de las tensiones acumuladas en el cuerpo. Actúan como puertas de entrada a la energía que se ha quedado estancada y que impide el equilibrio dinámico entre el sistema nervioso simpático y parasimpático. Tratar estos puntos tiene una repercusión inmediata y comprobable sobre el grado de estrés y tensión acumulado en nuestro cuerpo, produciendo una relajación y un aumento de la energía disponible para reparar y facilitar los procesos de regeneración y curación innatos que posee nuestro cuerpo.

Sobre qué actúa

Actúa directamente sobre el sistema nervioso y químico (hormonas y neurotransmisores), sobre el flujo sanguíneo y linfático, aumentando la producción y distribución de sustancias analgésicas y antiinflamatorias que produce el propio cuerpo. Se puede afirmar que actúa sobre todos los sistemas y órganos del cuerpo, restaurando ese equilibrio dinámico que el cuerpo necesita para recuperarse y continuar la actividad.

Resultados a corto y largo plazo

Los resultados desde la primera sesión son un aumento considerable de la sensación de bienestar y relajación, las personas suelen comentar que hacía tiempo que no sentían su cuerpo tan ligero y relajado. El cuerpo tiene memoria de lo que es estar bien y agradece mucho recuperar la sensación de estar relajado y armonioso. La técnica Neurosomática ofrece al cuerpo la oportunidad de reeducar y recuperar esa armonía que había perdido. El beneficio que me parece más destacable, es que se consigue a lo largo del tratamiento restaurar y mantener ese equilibrio dinámico. El cuerpo consigue una analgesia generada por él mismo, que se mantiene en el tiempo y que le hace depender menos o nada de la medicación típica analgésica, antiinflamatoria, relajantes, etc. Personas con dolores de espalda y diagnósticos de hernias discales con una evolución de más de 10 años, han comprobado como disminuían y desaparecían dichos dolores desde la primera sesión, y lo mejor de todo es que ese bienestar se ha mantenido en el tiempo. El ahorro de sufrimiento y dolor, dinero, tiempo, visitas a profesionales de la salud y bajas laborales, que se obtiene desde la primera sesión hace que merezca la pena atreverse a probar esta técnica Neurosomática.

Quién se puede beneficiar

Cualquier persona se puede beneficiar de la técnica Neurosomática, independientemente de la enfermedad o dolencia que tenga. También hay que decir que esta técnica no sustituye ni entra en competencia con otros tratamientos médicos o de fisioterapia, es más, los potencia porque ayuda a recuperar la sabiduría innata del propio cuerpo que tiende hacia la curación. Se aplica como método preventivo, coadyugante de otros tratamientos y, en muchas ocasiones, sustituye la necesidad de tratamientos largos y poco satisfactorios en multitud de dolencias, desde alergias, dolores musculares y articulares, problemas menstruales, afecciones cutáneas, molestias gastrointestinales, migrañas y cefaleas, bruxismo y un largo etc.

Descarga el triptico de acupresura en PDF

¿Qué es Somatic Experiencing?

Somatic Experiencing es un enfoque terapéutico basado en la observación de la naturaleza desarrollado por el Dr. Peter Levine, cuyo objetivo es la resolución y curación del trauma. Se fundamenta en una tradición de educación somática, en la psicoterapia de orientación corporal, en estudios neurofisiológicos de interconexiones entre cuerpo-cerebro-mente, y principalmente en la información ofrecida por el comportamiento de los animales en la selva frente a las amenazas de la vida. Los animales en la selva utilizan sus recursos innatos para regular y neutralizar los altos niveles de activación asociados a las conductas de supervivencia. Ello les permite la recuperación del equilibrio y la vuelta a la normalidad, incluso después de una gran amenaza, descargando la tensión acumulada mediante temblores y sacudidas. Aunque los seres humanos poseen prácticamente estos mismos recursos, su uso es con frecuencia reprimido, entre otros, por la parte “racional” de nuestro cerebro, lo que impide la descarga completa de la energía movilizada, y se dificulta que el sistema nervioso, y con él todo el cuerpo, vuelva a su equilibrio. Esa energía no liberada se queda en “modo de alta activación”, de manera que los diversos síntomas del trauma que persisten son consecuencia del intento del cuerpo de “administrar” y contener esta sobrecarga energética. Los síntomas del trauma no son causados por el evento amenazador en sí, sino por la energía activada y no liberada. Aparecen así, la ansiedad, insomnio, cansancio, alerta excesiva, etc. SE ofrece una manera segura y gradual de “soltar” dicha energía a través de la toma de conciencia de las sensaciones corporales para ayudar a las personas a recuperarse de los traumas sin revivirlos.

¿Qué beneficios tiene?

Al dirigir la conciencia al cuerpo, se accede a los propios recursos innatos, lo que permite que la alta activación sea liberada y se consigue no solo una considerable reducción, sino incluso la desaparición completa de los síntomas traumáticos. La persona recupera vitalidad, presencia, capacidad de estar en el aquí y ahora. Favorece una mayor conexión con el propio cuerpo, y así poder actuar con una mayor coherencia desde “cuerpo-mente-espíritu”. Ello deriva en un mayor respeto a uno mismo en diversos aspectos como “cuáles son mis necesidades, como pongo límites saludables, como me cuido o como desarrollo una mayor capacidad de contención”. Ayuda a descubrir el funcionamiento del Sistema Nervioso y enseña a “autoregularse”, por ejemplo como tranquilizarse si se está nervioso, entender el lenguaje del cuerpo y prestarle la atención debida, o descubrir patrones de conducta y pensamiento que han quedado “trabados” y salir de ellos de manera consciente y “animalesca”. Es especialmente efectivo en el tratamiento del estrés post-traumático resultado de situaciones diversas, tales como: agresión (física, sexual, verbal, emocional), accidentes (de automóvil, del trabajo, caídas), ahogamientos, procedimientos quirúrgicos invasivos – principalmente cuando son realizados en niños que son inmovilizados y/o anestesiados-, intoxicaciones, inmovilización prolongada, dolencias graves, vivencia o testimonio de hechos violentos, efectos de traumas en el desarrollo de la estructura psicológica, inmigración, etc.

¿Qué síntomas trata?

  • Insomnio
  • Depresión
  • Fatiga crónica
  • Fibromialgia
  • Estado de hipervigilancia
  • Timidez excesiva
  • Baja autoestima
  • Dolor crónico inespecífico
  • Vértigos

Descarga el tríptico de Somatic Experiencing en PDF

Se basa en el Sistema de Biorresonancia Metaphatia Hunter, un software de búsqueda de alteraciones cromosómicas locales y control activo de la homeostasis.

Este sistema, también conocido como Metatrón ha sido creado por científicos rusos y sirve para analizar las ondas electromagnéticas de todas las estructuras biológicas (desde los órganos hasta el nivel molecular) del paciente y las compara con una base de datos donde se encuentran los patrones de ondas de un organismo sano. De esta manera puede establecer dónde se encuentran las principales desviaciones y predecir estados patológicos, incluso antes de que se manifiesten en forma de síntomas. Este sistema lo que hace es diagnosticar tendencias patológicas y las corrige (Metaterapia) a través de la emisión de señales correctivas, que el organismo las reconoce y, de esta manera, activa los recursos innatos que posee el cuerpo para restablecer el equilibrio bioenergético.

Se utiliza como sistema de diagnóstico complementario a los sistemas tradicionales, nunca como sustituto y con el énfasis puesto en la detección de desviaciones de estados saludables y su corrección. Es un sistema predictivo y potenciador de la salud del cliente.

¿Qué enfermedades pueden ser tratadas?

La Biorresonancia no trata enfermedades, trata a las personas activando las fuerzas de autorregulación, eliminando las toxinas y organismos patógenos (virus, bacterias, etc.); la meta final es la auto curación y no solo la eliminación de los síntomas, como ocurre en otros tipos de terapias.

¿Existen contraindicaciones?

El sistema de biorresonancia es muy seguro, ya que de ninguna manera se pueden alterar o estimular de forma negativa las oscilaciones fisiológicas.

No existen efectos secundarios ni contraindicaciones con el uso de la Biorresonancia, aunque algunas personas no están acostumbradas a ver a su organismo activando sus sistemas mecánicos de defensas y sus vías de eliminación. Por supuesto, es compatible con los sistemas tradicionales de curación alternativos y alopáticos.

¿Qué se siente en la terapia?

Cuando se esta en contacto con los auriculares, la mayoría de las personas no sienten nada ya que están recibiendo ondas y frecuencias de la misma intensidad de aquellas que manejan los órganos del cuerpo. La relajación y ganas de dormir es una de las pautas que mas se sienten, algún que otro pequeño cosquilleo cuando hay bloqueos y según la sensibilidad de la persona.

¿En qué ámbitos se utiliza?

Las posibilidades de actuación de este sistema son infinitas, ya que como se dedica a normalizar, equilibrar y potenciar los recursos innatos del organismo, cualquier persona se va a poder beneficiar del uso de este sistema, independientemente de su condición de salud. Por supuesto, en enfermedades crónicas la respuesta del cuerpo va a ser más lenta, que en dolencias agudas, donde la mejora, en ocasiones, es inmediata.

 

¿En qué consiste?

Es una técnica que enseña a controlar y eliminar el estrés, que permite observar y medir los progresos del entrenamiento de tu corazón en tiempo real.

Estudios del Instituto Heart Math han demostrado que las emociones se reflejan claramente latido por latido en el ritmo cardiaco y recibe el nombre de Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca o VFC.

El análisis de VFC es reconocido como una herramienta muy poderosa de medir la dinámica del sistema nervioso siendo también un indicador clave del nivel de estrés. Se habla de coherencia cardiaca alta, cuando la VFC de la persona es equilibrada. El tiempo entre los latidos de nuestro corazón varía latido por latido. Cuando hay estrés, esa variación es mayor e irregular. La Coherencia Cardiaca te permite ver, de forma visual, cómo responde tu corazón a los niveles de estrés.

¿Para qué me puede servir?

  • Ansiedad y tensión muscular
  • Reducción del estrés
  • Reducción de fatiga crónica
  • Mejora funcionamiento sistema inmune
  • Insomnio
  • Depresión
  • Hipertensión arterial
  • Mejora rendimiento deportivo